corporativa educativa
 
Texto
 

Besos imaginarios

Escuela de Padres

Cuenta esta historia que en un tiempo de mucha escasez, un hombre muy pobre,  vio a su pequeña hija de 5 años tratando de envolver una vieja caja de fósforos con un rollo de papel de envoltura dorado, de su negocio, el hombre explotó en furia, le gritó y la castigó por desperdiciar el papel tan valioso.


Sin embargo, a la mañana siguiente, la niña le llevó la cajita de fósforos envuelta con el papel dorado a su padre y le dijo:
“Este regalo es para ti papito”.

El se sintió avergonzado de su reacción de  furia, fue a abrir la  caja emocionado entonces   vio que ¡estaba vacía!

Volvió a explotar y gritó a su hija  diciendo:                                              
“¡Que? ¿No sabes que cuando das un  regalo a alguien  se supone que debe haber algo adentro?”!.

La pequeñita miró a su padre con lágrimas en los ojos y dijo: “Oh, papito, no está vacía, yo soplé muchos besitos adentro de la caja, todos para ti papito, es que no tenía para darte mas”.

El padre se sintió morir; puso sus brazos alrededor de su niña y le suplicó que lo perdonara.

Se ha dicho que el hombre guardó esta cajita dorada en su bolsillo por años, y siempre que sentía que iba a juzgar o criticar a alguien sin antes haberlo escuchado, él sacaba su cajita del bolsillo, la abría, tomaba un beso imaginario y recordaba el amor que su niña había puesto allí.

Cada uno de nosotros debería poseer una caja igual. Para recordar que antes de juzgar y criticar a otra persona, debemos escucharla  y tratar de comprenderla pues sino destruiremos una relación hermosa.

Banner

TESTIMONIOS DE CLIENTES

 VER TODOS
  • 1
  • 2
  • 3
  • 4
  • 5
  • 6
  • 7
  • 8
Banner
Banner
Banner
Banner
Banner

Salón de Clases Online

Nuestros cursos online se dictan "EN VIVO Y EN DIRECTO" con material completo y exámenes...